Revolution Slider Error: Slider with alias slider-blog not found.
Maybe you mean: 'slider-contacto' or 'slider-quienes-somos' or 'slider-asesoria-laboral' or 'slider-legal-y-politicas' or 'inicio' or 'blog'

Desde que cambió la Ley a principios de 2016, con la entrada en vigor de la nueva Ley 35/2016 y más específicamente de su artículo 135, muy a menudo nos encontramos con este problema para conseguir la indemnización. La compañía de seguros no quiere abonar cantidad alguna en concepto de indemnización a los perjudicados de un accidente de circulación. Son muchísimos los afectados que llaman al despacho preguntando que pueden hacer ya que la compañía no qu

iere pagar. Enuncian que su compañía ha reclamado y le han dicho que no va a conseguir nada apoyándose en motivos varios como: el accidente fue a baja velocidad, no ha realizado tratamiento médico, el vehículo tiene pocos daños materiales…etc. Sí, son muchos los motivos usados por las aseguradoras a fin de no pagar las indemnizaciones por lesiones corporales.

Esto sucede por qué, tras haber sufrido el accidente y dar parte a la compañía de seguros confiamos en ella, se deja todo en sus manos mientras se realiza el tratamiento médico, y se arregla (a veces) el vehículo, hasta que un día nos encontramos con la respuesta negativa respecto a las lesiones, no quieren pagar indemnización. Esta respuesta negativa a veces viene de parte de la aseguradora del vehículo contrario qué propició el siniestro, y otras muchas veces de parte de nuestra propia compañía, lo que resulta bastante extraño. A veces la respuesta se recibe por teléfono, de forma oral, coartando nuestras posibilidades para seguir reclamando ya que enuncian una negación rotunda, otras veces la denegación se recibe por correo postal, o electrónico, acompañado de un informe de biomecánica donde se enuncia que es imposible haber sufrido lesiones debido a la baja intensidad del vehículo.

Frecuentemente las compañías con estas denegaciones y rechazos de indemnización, varios si hemos continuado reclamando por nuestra cuenta, tienen la intención de agotar al perjudicado y desmotivarlo para que pierda las ganas de continuar reclamando, ahorrándose la aseguradora pagar dicha indemnización.

Como siempre decimos, lo más importante para conseguir la indemnización que cada perjudicado merece, es ponerse en manos de un despacho de abogados lo antes posible, inmediatamente tras el siniestro.

En García-Herrera abogados somos especialistas en esta materia, y por ello sabemos que es imprescindible contratar los servicios de un despacho externo a la compañía lo antes posible, ya que de ésta forma se realizarán todas las gestiones de forma correcta lo que repercutirá en un mayor éxito en la reclamación, y por tanto en la cuantía conseguida.

Como ya comentamos en la anterior entrada, donde se explica que pasos seguir tras haber sufrido un accidente (ver), los honorarios del despacho de abogados elegido podrán ser abonados directamente por la compañía, sin que tenga ningún coste para el perjudicado.



2 comentarios

  • Yoana Ruiz Fernández

    El paso 24 de Enero tuve un a accidente in itinere, me golpearon por detrás mientras hacía mi ceda el paso antes de incorporarme a la rotonda. Los daños causados al vehículos no resultaron nada escandalosos, se vió afectado paragolpes trasero y pintura del mismo, unos 250 euros aproximadamente según peritaje de mi compañía aseguradora: Línea Directa.
    Tras el accidente acudí a mi Mutua causando baja laboral durante unos 27 días con una semana de Rehabilitación.
    Mi compañía aseguradora me solicíta que reporte cada informe médico, y parte de confirmación de baja que corresponda y así hago religiosamente……
    Mi sorpresa fue cuando el jueves 21 de febrero me informan vía email sobre un informe biomecánico negativo donde consideran que no existe posibilidades razonables de éxito ante cualquier pretensión de reclamación. El informe no era correcto, ni los vehículos implicados,el lugar del accidente ni incluso el parte físico que adjuntaba correspondían con la realidad. Tras solicitar la corrección del mismo para poder continuar con mi reclamación, vuelven a mandarme otro informe en cuestión de minutos y bastante más escueto que el anterior……
    En definitiva, he estado de baja un mes, con las limitaciones y dolencias que implica un esguince cervical, costes por las revisiones oportunas y rehabilitación en la propia Mutua (implica desplazamiento).
    Necesito asesorarme para iniciar éste proceso de reclamación.
    Muchas gracias.

  • Joanna Ruiz

    Magnífico trato personal y profesional. Muy recomendable

Deja una respuesta

    CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO



    He leido y acepto la política de privacidad

    ×